martes, 2 de marzo de 2010

CALLE DEL REGISTRADOR GARCÍA MARTÍN (BELCHITE)


CALLE DEL REGISTRADOR GARCÍA MARTÍN
(BELCHITE)

El pasado año 2009 el Ayuntamiento de Belchite aprobó el cambio de nombre de algunas calles. Eran las siguientes:

-Calle Dieciocho de Julio se llamará
Calle de la Constitución Española de 1978.
-Calle Héroes de Belchite se llamará
Calle de Santa Ana.
-Avenida José Antonio ...
se llamará Calle Mayor.
-Avenida Calvo Sotelo ..
se llamará Calle del Portal de la Villa.
-Calle Victoria ………...
se llamará Calle de Becú.
- Calle Registrador García Martín
se llamará Calle de San Ramón.
-Calle Seis de Septiembre
se llamará Calle de San Lorenzo.

Entre los rótulos de las calles que han cambiado de nombre, destaca el correspondiente a la del Registrador García Martín. Pero ¿quién era este señor? Un amigo (Emilio Oliver) lo definía así: “Antonio García Martín era hombre joven y de cultura extraordinaria, cuya amena conversación era, si cabía, más extraordinaria. De los temas más frívolos hacía corro silencioso a su alrededor… y frente a su jovialidad era, cuando se le necesitaba, un consejero sesudo y grave. De estatura física baja, tenía una gigantesca altura moral; y su modestia no tenía límites”.

Cuando quedó fijado el frente de guerra en Belchite, formaba parte de un grupo de funcionarios que se había unido para atender mejor a sus necesidades. Los restantes miembros del grupo eran: Eduardo de la Loma, secretario del Juzgado de Instrucción, un joven abogado tan ilustrado como locuaz y simpático. Manuel Carela, médico titular de Belchite, cuya modestia contrastaba con su altura profesional. Ángel Fuembuena, un oficial de telégrafos movilizado, culto, simpático y siempre hecho un pincel. José Benedí, Administrador de Correos, joven de gran inteligencia. José María López, Jefe de Telégrafos, excelente profesional. Luis Fuentes, Juez de Instrucción, joven y de carácter abierto y afable. Roberto Álvarez, veterinario, muy estudioso. Emilio Fernández, socio de una fábrica de aceites, con una buena situación económica. Y cerrando el grupo, Emilio Oliver Ortiz, director del Banco Zaragozano en Belchite (que nos dejó estos retratos de sus amigos en su libro “Emociones de un sitiado” Belchite Regina Martyrum pág. 83).

Cuando empezó el asedio de la población, se dispersó el grupo y cada uno se las
arreglaba como podía, colaborando en las defensa desde el puesto que se les asignó teniendo un papel destacado Antonio García Martín, que, con la aceptación de todos,
fue nombrado Jefe de las Milicias Voluntarias de Belchite.

Por el capitán De Diego (en su libro BELCHITE, pág. 129) sabemos que fue herido en el cuello: “A su lado, compartiendo el mismo colchón, está aquel joven funcionario del Estado, Registrador de la Propiedad, alma de la movilización ciudadana, cuyo ejemplo y austeridad arrastró al combate a la masa de hombres que, virtualmente, era la ciudadanía en armas; pálido por la hemorragia, vendado el cuello, tiene un balazo debajo de la nuca”

El 5 de septiembre se encontró a Emilio Oliver y le comunicó que se había recibido un radiotelegrama del General del 5º Cuerpo de Ejército autorizándoles a romper el cerco aquella noche. Para guiar a los evadidos se encenderían hogueras en el Vértice del Sillero. Así lo prepararon y después de varias tentativas, guiados por el comandante Santa Pau, lograron salir por el arco de San Roque. Nuestro protagonista, con otros muchos, cayó en el intento.

Ignoramos quien propuso se dedicara una calle del pueblo nuevo de Belchite a Antonio García Martín. Tal vez Manuel Carela y Emilio Oliver (éste vaticinó que así sucedería) supervivientes del grupo, lo solicitaron del Ayuntamiento y lo concedió.

JULIO MARTÍN BLACO

2 comentarios:

victoria dijo...

Somos familiares de Eduardo de la Loma. Nos gustaría saber las circunstancias de su muerte porque nuestra familia nunca las supo. Agradeceríamos cualquier información. Gracias

Historia en Libertad dijo...

Eduardo de la Loma Marín murió al romper el cerco el 6 de septiembre; en un informe de la Guardia Civil le citan en un grupo (el mismo en que iba Antonio García Martín) que fueron "detenidos y fusilados el 6 de septiembre en el confín de los términos de Belchite y la Puebla de Albortón", en la declaración de un testigo se dice que "Salió rompiendo el cerco y en la lucha entre rojos y nacionales murió el 6-sep". Si desean ver los originales de estos documentos me pueden poner un e mail a: historiaenlibertad@hotmail.es